Gracias por su visita.

14 de septiembre de 2011

VENCIENDO EL MIEDO A VIVIR



Llegar a ser exitoso, y a ser una persona íntegra y a aprovechar todas las oportunidades que la vida nos presenta generan un miedo que no nos ayuda a obtener resultados esperados.

Si somos los suficientemente inteligentes, críticos y libres lograremos obtener las metas que nos proponemos sin temor a fracasar.

Puedo ayudar a mi País y hacer algo para aportar a que este mundo sea cada vez mejor. Pero debo iniciar por cambiar yo mismo:

Puedo cambiar y ser más alegre, entusiasta y amigable y puedo tratar de comprender los puntos de vista de las personas que me rodean y tomarlos en cuenta para poder ayudarlos.

Puedo trabajar más duro y con motivación, sintiéndome útil y necesario.

Puedo rodeándome de las personas adecuadas y con metas similares a las mías, para obtener resultados satisfactorios y alcanzar esos ideales.

Puedo estudiar más y prepararme mejor para tener las bases que necesito para tener éxito y ser capaz de sobresalir.

Puedo disfrutar de mi carrera y analizar con detenimiento que es lo que me gusta hacer y conocer bien cuáles son mis fortalezas y habilidades para potencializarlas.

Puedo mantener siempre en mente las metas claras de lo que deseo llegar a ser y no rendirme hasta obtenerlo.

Quiero quitar la palabra miedo de mi vocabulario y correr los riesgos necesarios que me ayuden a lograr mis metas teniendo como base mis valores y principios que me definen como persona.

Tengo que partir de ser honesto conmigo mismo y con los demás y tener presente que mis derechos y libertades tienen un límite.

Creo en la justicia humana y divina, que son esenciales para asegurar la convivencia social. Sin justicia no hay nada.

Reconozco y aprovecho mis talentos para poder usarlos más y mejor en mi vida.
Me conozco lo suficiente.

Tengo como apoyo a mi familia y procuro contar con ellos cuando tengo dudas.

Manejo buenas relaciones personales y busco que los demás confíen en mí.

Hago las cosas lo mejor posible, con calidad y siempre busco poder dar ese pequeño extra que convierte lo ordinario en extraordinario.

Doy la oportunidad a otros de aprovechar las situaciones que los pueden hacer más felices y sin egoísmo.

Pienso que en la sociedad actual, sólo puede sobresalir quien tenga una buena estructuración de valores que guíen su vida.

Los valores son la esencia misma como persona y la confianza que tengo en ellos me ayudan a potencializarlos y a mejorar, poniéndolos al servicio de los demás.

Los límites que nos ponemos al comenzar cualquier reto nos generan el miedo a fracasar. Pero debemos entender que somos humanos, tenemos derecho a fracasar, a aprender de los errores y a volver a comenzar, pero también somos inteligentes para diseñar las  estrategias necesarias para cumplir las metas superando los retos y venciendo los miedos.

En la vida se nos están presentando una serie de oportunidades que no pueden ser despreciadas. Debemos ser capaces de ver estas oportunidades cuando se presentan y elegirlas sin miedo.

Las oportunidades son únicas en la vida, por lo general solo llegan una sola vez y se van y te sirven siempre como experiencia.

La vida no se trata de “ganar” siempre, sino de “saber vivir” y por tanto no debemos temer a correr los riesgos y tomar las oportunidades que se nos presentan dando lo mejor de sí y esperando siempre lo mejor, con una actitud positiva que es la clave de éxito.

Las oportunidades no son solo de tipo laboral, económico, o profesional. Es la posibilidad de sobresalir en cualquier campo que te propongas y de resolver las situaciones adversas que se presenten en el camino, con inteligencia, sin engaños y apoyado en tus valores.

Reflexiona, pídele a Dios que te ayude y pronto aprenderás a conocerte mejor, a saber realmente que quieres, cuáles son tus talentos, cuál es tu camino, cual es el área en que te deseas enfocar y quienes serán esas personas con las que día a día te rodearas para alcanzar el éxito que deseas… Pero no te olvides de darle gracias a diario por todo lo que recibes.

Ten presente que el “sentido de la vida” es el sentido que cada persona da a su propia vida.

La vida es muy corta para tener miedo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia