Gracias por su visita.

9 de septiembre de 2011

EN EL LUGAR EQUIVOCADO



La zona de confort se puede definir como el estado mental en el que una persona se siente a gusto, se siente cómoda, y por tanto considera innecesario tomar acciones que conlleven a un cambio.

A juzgar por la pasividad con que reaccionamos ante las situaciones difíciles que nos afectan, da la impresión de que nuestra zona de confort está en el lugar equivocado.


A juzgar por la casi nula reacción de nuestra sociedad ante problemas graves y cotidianos como la violencia, el desempleo, la corrupción, las drogas, la contaminación, el terrorismo y otros tantos males que nos aquejan, parece que hemos aceptado esa difícil realidad como nuestra zona de confort, puesto que parece que estamos a gusto allí, ya que de lo contrario no se puede explicar la ausencia casi absoluta de toda intención para tratar de cambiar esa dura realidad que nos angustia día a día.

En otras sociedades, los problemas que aquí consideramos cotidianos, serían un detonante para una reacción masiva de la sociedad que llevaría a un cambio dramático de la realidad, pero en nuestra sociedad ha llegado a considerar ordinario lo extraordinario, ya nada nos hacer reaccionar, por grave y perturbador que sea.

El estado mental individual y colectivo, parece que nos hace creer firmemente que es lo mejor que tenemos y lo mejor que podemos esperar, lo cual explica nuestra incapacidad para tomar decisiones que lleven a un cambio de dirección.

Las cosas no cambian si las consecuencias de esas cosas no nos incomodan, y parece ser que todo lo grave que pasa no nos incomoda lo suficiente como para esforzarnos para lograr ese cambio que nos evite sufrir los graves problemas que hoy tenemos.

Si estamos a gusto en el lugar que estamos, ahí nos quedaremos, pero parece que estamos en el lugar equivocado y lo aceptamos como el mejor.

NOTA:
NUESTRA SOCIEDAD ESTA SUFRIENDO DEL SINDROME DE LA RANA.

ESTE ES UN EXPERIMENTO EN EL CUAL SE INTRODUCE UNA RANA EN UNA TASA DE AGUA MUY CALIENTE:  LA RANA INMEDIATAMENTE LO PERCIBE Y SALTA.

PERO SI INTRODUCIMOS LA RANA EN AGUA FRIA Y POCO A POCO LA VAMOS CALENTANDO ESTA MUERE PORQUE NO ALCANZA A DARSE CUENTA DE LOS CAMBIOS DE TEMPERATURA.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios