lunes, 26 de setiembre de 2011

COMO PEDIRLE PERDON A MI MUJER



Errar es de humanos y perdonar también. En algún momento en la vida del hombre llegará el instante en que le tocará pedirle perdón a ella.

Tratar de entenderla y profundizar en todos los motivos del “por qué” sería una tarea imposible debido a que ninguna relación es igual a otra y cada pareja maneja sus propios códigos. Por ejemplo, algunas perdonarían una infidelidad, otras no.

Pero sin importar el 'pecado' cometido y porque en ciertos casos sí vale la pena pedir perdón y disculparse, aquí van unas pautas para hacerlo bien.

1. Acepte su error. Como si se tratara de la rehabilitación de cualquier paciente, lo primero es reconocer que se equivocó. Si no cree que hubo alguna falta en sus actos, nadie más lo creerá. Luego deje de lado su ego y acepte ante ella que algo estuvo mal. No se trata de realizar una confesión, tan solo de reconocer un hecho.

2. ¿Qué decir?. No se ponga a improvisar palabras hermosas y excusas de otros, mucho menos a sacar poemas que no vienen a lugar. Lo coherente es ser honesto en todo momento y decir las cosas con claridad y sin gritar. Hable sobre lo que pudo haber "herido", sobre lo que no quiere perder, sobre lo que pretende con la disculpa.

3. No se ponga a prometer cosas que no puede cumplir o que le podrían traer problemas en el futuro. En una disculpa queda implícito que aquello que hizo mal, no lo volverá a hacer. Así que no es necesario decir una y otra vez "no lo vuelvo a hacer" y prometer cosas como "no volveré a ver a tal persona" o "a ese sitio no iré nunca más". Compromisos así son como la frase "no vuelvo a tomar". Sea honesto consigo mismo y con su mujer.

4. No saque en cara otros asuntos que no tienen relación con la situación en cuestión. Traer a colación viejas tramas o cuestiones ya superadas no lo ayudará. Asimismo, guarde la compostura y no deje que ella haga lo mismo.

5. No sea tan duro consigo mismo. Usted ya reconoció su error y dejó claro que está dispuesto a afrontar las consecuencias. Rogar y arrodillarse en maíz no le dará puntos extra. Es natural sentirse mal, pero no alimente esa sensación de culpa que lo llevará a una depresión y a perder autoestima que la necesitará más que nunca.

6. Sea paciente. No espere que todo regrese a la normalidad de manera inmediata. Dele tiempo a las cosas, no es momento de ponerse exigente.

7. No deje que ella se aproveche de la situación. No permita que ella imponga condiciones que sabe le van a generar malestar en el futuro. Que ella no se meta con su privacidad, con su tiempo y mucho menos con su dinero.

8. No excederse en regalos. Ser detallista nunca está de más, pero que su culpa no lo obligue a excederse en regalos. Tampoco a dar súper obsequios como diamantes o un carro; porque si bien la pondría a ella contra la espada y la pared, usted no está comprando el perdón de nadie.

9. No crea que disculparse y pedir perdón es un comodín para usar una y otra vez en cualquier metida de pata. No lo convierta en una garantía de nada.

10. No tome a mal una respuesta negativa. Si no lo perdonan, no entre en cólera, hay cosas muy difíciles de superar. Lo más importante es saber cuándo hacerse a un lado y tener la certeza que la vida sigue.

11. Hágalo personalmente. Aunque su discurso sea más contundente en letras, no se le ocurra disculparse a través de correo electrónico o alguna red social. Sea varón y de la cara.

Recuerde. No se pide perdón por algo que no se ha hecho, simplemente debes de usar el dialogo y dejar los puntos bien claro de lo que no paso, y conocer que es lo que ella esta imaginando y su punto de vista. Saber que está pensando y los motivos que le diste en algún momento.

Traten de dialogar sin ofensas ni gritos y lleguen a un acuerdo que sea beneficioso para ambos. Siempre de frente y con la verdad


5 comentarios:

Jorge Calderon dijo...

gracias ,,,,,muchas gracias......

Jorge Calderon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Me parece muy acertado el consejo, es muy dificila aceptar los errores pero hay que hacerlo, en mi caso yo no fui infiel, fue ella, pero debo reconocer que aunque estamos junto desatendi mi relacion de pareja al punto de degradarla y hacerla sentirse sola, volvimos y lo estamos intentando, pero es muy dificil, la confianza se quebro en ambas partes, por eso las cosas debemos de pensarlaçs dos veces antes de hacerlas, recordemos que nuestro actos simpre van a traer consecuencias

Anónimo dijo...

mmmm,,,,,

CCH dijo...

Tinen mucha razon yo creo que todos tenemos devilidad por algo y eso se debe de entender hasta un cierto punto

Gracias por su visita.