Gracias por su visita.

6 de julio de 2011

REGLAS BASICAS PARA EDUCAR A LOS HIJOS





Tres reglas básicas que le ayudan a los padres para formar buenos hábitos en sus hijos:
  • CONGRUENCIA,
  • CONSTANCIA Y
  • CONSECUENCIAS.

LA CONGRUENCIA

 Se basa en el ejemplo. Si queremos hijos ordenados, amigables y sinceros debemos ser los primeros en ser así. Hay una frase incongruente que dice: "Haz lo que digo, pero no lo que hago." Además de incongruente es inoperante porque lo que se imita es el ejemplo antes que las palabras.
¡Cómo podemos exigir a nuestros hijos modelos de conducta que ni siquiera nosotros podemos adoptar!

LA CONSTANCIA
 Equivale a no quitar el dedo del renglón. ¡Cuántas veces nos sentimos cansados, sin ganas de corregir a los hijos porque cometen los mismos errores todos los días o simplemente nos hacemos los sordos o los ciegos y dejamos pasar actitudes de ellos.
 La constancia es la base para adquirir hábitos: terminar la tarea empezada, poner en orden los juguetes, ver la televisión sólo a la ora permitida, y más. Si no permite excepciones, verá los resultados más pronto de lo que e imagina.

LAS CONSECUENCIAS
 Cada acción buena o mala tiene su consecuencia. Con sólo esta idea que se grabara a fuego en la mente de los pequeños, se evitaría tantas desgracias futuras.

 ¡Hay que permitir a los hijos que experimenten las consecuencias de sus propios actos! Si les resolvemos todo les hacemos un gran daño y les robamos la gran oportunidad de crecer y madurar.

Las consecuencias actúan por sí solas, ellas marcarán el autocastigo del niño y así, en la próxima ocasión tendrá más cuidado y no habrá motivo para enojarse con sus papás.

Esta es la regla de las tres 'C', pequeña, pero muy completa, para que empiecen a formarse los hijos y terminemos de formarnos los padres.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia