viernes, 10 de junio de 2011

CONSEJOS PARA APRENDER A JUGAR BILLAR POOL



Antes de jugar cepille el paño y las bandas de la mesa, y con un trapo húmedo limpie el taco, las bolas y el marco de la mesa.

Los tres elementos técnicos básicos de una tacada son:
1) La fuerza del golpe
2) La dirección del taco y
3) El punto de ataque.

El gran secreto del billar es golpear la bola con la fuerza necesaria, en la dirección correcta y en el lugar preciso.

Aspectos importantes:

La Postura del cuerpo: Agacharse lo suficiente para tener una buena visual. La postura deberá ser cómoda. Colóquese de manera que su pie derecho esté "en línea con la jugada". Luego gire su cuerpo (y pie) 45 grados hacia la derecha. (Es decir entre el empeine del pie derecho, la bola blanca y la bola de color debe haber una línea recta). Coloque la pierna izquierda hacia delante y la derecha extendida atrás como balance (para los zurdos es todo lo contrario) de manera que el peso del cuerpo se distribuya entre ambos pies que deberán estar entre sí a una distancia de 40 a 60 centímetros, dependiendo de su altura. Tanto el brazo izquierdo como las dos piernas deberán estar totalmente extendidos. Lo importante no es solamente como se coloca para atacar, sino también el balance del cuerpo. Trabaje en su postura hasta que finalmente encuentre la que lo hace sentirse seguro, cómodo y bien balanceado.



Alineación del taco: El taco debe moverse (durante el balanceo y ataque) debajo de su barbilla o de su ojo dominante. Se debe medir con el ojo dominante (como cuando se apunta a través de un rifle). Para la mayoría de las personas diestras, el ojo derecho es dominante.

Ejercicios

Tendrá que practicar muchas jugadas ("tiros de práctica").

Ejercicio 1:
Un magnífico ejercicio consiste en colocar una botella vacía de Coca Cola (limpia y seca) acostada sobre la mesa de billar. Ataque adentro de la botella; controle el balanceo y evite que la puntera toque el vidrio. A medida que progresa notará que puede introducir el taco hasta 20 centímetros, inclusive llegará el momento en que podrá cerrar los ojos.

Ejercicio 2:
Lance tres bolas objetivo a la mesa de manera que queden reposando al azar sobre la superficie de juego. Tome "bola en mano" (puede colocar la bola blanca en cualquier parte de la superficie de la mesa antes de tacar) y enceste una por una las tres bolas en cualquier orden. Si falla, empiece nuevamente.

En el billar se usan los "diamantes" para medir la distancia. El diamante es cada uno de los discos de hueso, marfil, concha nácar o plástico, incrustados en el marco de la mesa. Los diamantes se usan como puntos de referencia en diversos "sistemas" que se usan en el billar. La palabra también se usa como una medida de distancia.
Un diamante equivale a 12-1/2 pulgadas (31.75 cm) en la mesa reglamentaria de 4-1/2 x 9 pies. El eje mayor de la mesa (largo de la mesa) mide 8 diamantes lo que equivale a 100 pulgadas.

La fuerza del golpe se describe de la siguiente manera:
Ataque a distancia de recorrido
  • Muy suave: la minga recorre menos de 8 diamantes.
  • Suave: la minga recorre de 8 a 16 diamantes.
  • Media fuerza: la minga recorre de 16 a 24 diamantes.
  • Fuerte: la minga recorre de 24 a 32 diamantes.
  • Muy fuerte: la minga recorre más de 32 diamantes.

El 90% de las jugadas en el "pool" pueden realizarse exitosamente con golpes a "media fuerza".

El jugador se acostumbra a usar casi siempre la misma cantidad de esfuerzo muscular y, subconscientemente, a calcular el recorrido de la minga. Por ende, mayor precisión para dejar la minga reposando en el lugar deseado.

"El golpe duro nunca es seguro". Entre más fuerte se ataque, más se acentúan los "defectos de ejecución".

Le recomiendo que adquiera su propio taco. Uno al que su subconsciente se acostumbre, lo que le facilitará, entre otras cosas, a calcular las distancias de recorrido.

Ejercicio 3
Coloque bola blanca en el punto central (En la figura es el Punto de cabeza) y atáquela en su centro (sin efecto) hacia el centro de la cabecera de la mesa (use el diamante central superior como referencia) con la intención de que al rebotar en la banda se regrese por la misma trayectoria original. Si no lo logra, es debido a que tiene algún defecto en la ejecución el cual le impide atacar la minga en su eje vertical (le está poniendo efecto sin notarlo) y debe continuar los ejercicios y prácticas. Recuerde, antes de tratar de controlar las bolas, debe controlar su cuerpo.

Ejercicio 4
Enceste directo de bola recta, sin efecto, consiste en encestar una bola que se encuentra exactamente entre la tronera y la minga, sin usar efecto. Para encestarla debe atacar la minga en su eje vertical y dar de lleno a la bola objetivo. Practique esta jugada muchas veces (para comenzar coloque la bola a 3 diamantes de la tronera y la minga a 3 diamantes de la bola).

Para mejorar su habilidad le recomiendo que verifique la postura de su cuerpo. Tiene que bajar la cabeza, el taco debe estar prácticamente rozando su barbilla. Imagínese que está disparando un rifle, la lógica indica que debe colocar el ojo dominante en la mira; es sumamente difícil que de en el blanco si coloca el rifle a la altura de su cadera.

Enceste directo de bola recta, sin efecto y continúe, durante un minuto varias veces al día.

El "punto de ataque " es el lugar donde hace contacto el casquillo con la minga al atacar.

El "eje vertical de la minga" es la línea imaginaria, perpendicular a la mesa, que atraviesa la minga en su centro y que define su rotación lateral (efecto derecho y efecto izquierdo).

Para atacar la minga a diferentes alturas y mantener el taco paralelo a la pizarra se debe subir o bajar el puente. Con un poco de práctica se puede elevar o bajar el mismo acomodando los dedos meñique, anular y medio que forman el trípode.



Cuando la minga se ataca a la derecha de su centro, en su eje horizontal, adquiere efecto derecho. La minga girará (visto desde arriba) en sentido contrario a las manecillas del reloj. La cantidad o intensidad del efecto está directamente relacionada a la distancia del centro en que se ataca la minga. La minga girará más rápidamente sobre su eje vertical cuanto más lejos de su centro se le ataque.

Ejercicio 5
Coloque la minga sobre la mosca inferior y atáquela con efecto derecho hacia el centro de la cabecera de la mesa (use el diamante central como referencia). Observe como la minga golpea la banda y rebota hacia la derecha. Ataque ahora con efecto izquierdo y observe como la minga rebota hacia la izquierda. También podrá notar que entre más efecto se pone al atacar, más se abre el ángulo en que rebota.

Fenómeno de desvío.- Cuando se ataca con efecto, la minga, en lugar de viajar en la dirección deseada (continuación de la trayectoria del taco) se "desvía" unos milímetros en dirección opuesta al efecto adquirido. Esta desviación es causada por la reacción de la bola al golpe del casquillo. Todo objeto en reposo rehúsa moverse (inercia) y cuando es golpeado para moverlo, hay una reacción de contragolpe. Si golpeáramos la bola sobre su mismo centro, la reacción sería sobre la puntera del taco totalmente pero, como golpeamos fuera del centro, hay un componente de la fuerza (que impulsa la bola hacia adelante) que está en ángulo, y es ella la que desvía mínimamente la bola. Podríamos decir que prácticamente empujamos la minga a un lado antes de que ésta empiece a moverse hacia adelante.

En resumen:
  1. Párese bien frente a la mesa y coja firmemente el taco (La linea entre la bola a tacar y la buchaca deberá estar alineada con el taco, con la parte central del pecho del jugador, con la nariz del jugador y con el codo de la mano derecha).
  2. Agáchese lo necesario para que quede apuntando como lo haría con un rifle
  3. La mano izquierda debe quedar a 15 cm de la bola y bien apoyada en la mesa formando un puente.
  4. Mire siempre al frente al objetivo final, imaginando la ruta por donde ira la bola.
  5. Apunte bien
  6. Péguele (Ni muy duro, ni muy suave)


Si en realidad desea progresar en este deporte, no sólo debe practicar con mejores jugadores, sino también obtener la guía de un instructor.

Observe los diferentes jugadores y sus posiciones, notará que hay un común denominador, todos son firmes, estables y sólidamente plantados sobre la mesa.

Estudie las diferentes empuñaduras, ¿Cuán firmes son? ¿Qué dedos usan para asir el taco? ¿Aprietan la culata? ¿Toman el taco de su extremo inferior o cerca de su punto de balance?

Las posturas del cuerpo de los diferentes jugadores varían. A los jugadores, ¿Los nota confortables? ¿Mueven el cuerpo al atacar? Observe la distancia que hay entre el puente y la minga.

Lo más importante es la ejecución de cada uno de ellos. ¿Es fluida? ¿Detienen el taco en el último vaivén? ¿Efectúan un ataque penetrado y alargado?

¿Cuán fuerte atacan? ¿Siempre agarran el taco en el mismo lugar o cambian la empuñadura hacia delante o hacia atrás para controlar la fuerza del golpe usando la misma energía muscular?

¿Toman riesgos innecesarios?

¡La gran diferencia entre los buenos jugadores y los mejores es el control de la minga! En el juego posicional dejar a la minga reposando en un ángulo favorable es primordial. Analice los diferentes patrones de juego (si evitan contactar otras bolas, los efectos que usan, la distancia que recorre la minga al igual que las bandas que contacta, etc.) y compárelo con su propio patrón de juego, como si usted fuese el que estuviese jugando.

El principiante no debe invertir su tiempo en jugadas complicadas, es necesario que practique y practique el enceste de las bolas.

Después de un mes de practicarlo, y si consistentemente está encestando más de cinco bolas de tacada, usted se encontrará en un nivel donde puede incursionar en otros aspectos de la técnica y estrategia de esta disciplina.

De aquí en adelante debe continuar sus prácticas, participar en torneos y, de ser posible, conseguir un instructor. También le recomiendo ver las partidas de campeonato en cable TV y visitar páginas alusivas al billar en internet, ya que las mismas contienen abundante material pedagógico.


No hay comentarios.:

Gracias por su visita.