Gracias por su visita.

31 de mayo de 2011

LOS LADRONES DEL TIEMPO



Es increíble que se haya inventado tanta tecnología para facilitar las cosas y que seamos cada vez mas esclavos del tiempo.

Hoy en día el tiempo no alcanza para todo lo que uno quisiera hacer, por tanto organice su agenda para mejorar su calidad de vida.

Primero haga un autoanálisis de cómo está invirtiendo su tiempo
Evalúe que es lo que hace y que es lo que realmente le gusta.

Trampas que le roban el tiempo:
  • Pasar muchas horas con videojuegos o viendo TV.
  • Chatear en cuanta red social exista.
  • Enviar o leer cadenas de correos que no son útiles, ni sabemos si son verdad, ni aportan.
  • Pasar horas en Factbook viendo fotos
  • Utilizar el blackberry para todo (y peor si es mientras está conversando con alguien)
  • La reunionitis de trabajo, aquellas reuniones donde no hay agendas claras, tiempos máximos, ni un propósito común para los asistentes.
  • Las llamadas telefónicas que no concretan acciones
  • La falta de planeación del tiempo
  • La mala comunicación (imprecisa).
  • No tener metas claras ni fechas para los quehaceres.
  • No cumplir los planes.

Y termina el día muy cansado, estresado y lamentándose porque no hizo nada útil.


Organice su agenda
  • Tenga claras sus prioridades, su compromiso y sus metas. Sobre todo, confirme si le gusta lo que hace.
  • Haga una lista de tareas y la fecha para la cual debe tenerlas cerradas. Todos los días debe revisar la lista y confirmar qué porcentaje ha avanzado y si este está en concordancia con su plan.
  • Lo más importante para la administración efectiva del tiempo es la planeación y organización, se recomienda tomarse los últimos minutos laborales para planear el día siguiente, ya que está comprobado que toda hora empleada en organizar ahorra de tres a cuatro horas de ejecución y produce mejores resultados.
  • No planee el ciento por ciento de un día puesto que siempre van a surgir imprevistos y el no cumplir con lo organizado lo puede frustrar. La sugerencia es planear el 50 por ciento, si se ocupa un cargo gerencial; el 70 por ciento para cargos medios y administrativos, y del 90 al 95 por ciento si es una cargo operativo.
  • Diseñe una estrategia para evitar las interrupciones. Por ejemplo, ponga en la puerta de la oficina un semáforo que cuando esté en rojo es porque no se debe interrumpir; cuando esté en amarillo, se está parcialmente disponible para algunos asuntos, y cuando esté en verde todos pueden entrar a la oficina.
  • La generación de hábitos productivos, la disciplina y la puntualidad son muy importantes para hacerle frente a la costumbre de aplazar todo.
  • Salga primero de las prioridades. Muchas veces son las cosas difíciles, complejas o que nos disgusta hacer. "Si tienes que comerte un sapo no desperdicies tiempo mirándolo", si tienes que comerte más de uno, cómete el más grande primero".
  • Maneje una agenda con actividades y tareas diarias y semanales, elimine las tareas de menor importancia y haga una sola cosa a la vez.
  • Tome vacaciones de 5 minutos cada hora (comprenda el propósito del descanso).
  • Realice reuniones de trabajo con agenda y objetivos claros.  Concéntrese en tareas en las que con menor esfuerzo se producen mayores resultados.
  • Promueva citas en vez de permitir visitas inesperadas.
  • Sea capaz de decir 'NO' cuando se le requiere en asuntos que interfieren en su trabajo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia