Gracias por su visita.

13 de mayo de 2011

DESCUBRE ESCOCIA



Cuando el misterio y el romanticismo de un paisaje espectacular albergan la esencia de una tierra legendaria. Como dice el himno oficial de Escocia, "en las tierras altas cubiertas de niebla o en las islas color púrpura, valientes son los corazones que laten bajo los cielos escoceses.".

Construida casi en su totalidad por los sedimentos de una cadena montañosa primaria se alza Escocia, una tierra en la que el desgaste producido por la fuerte erosión ha dado lugar a la aparición de paisajes nunca antes imaginados. Las duras rocas que componen esta región situada al norte de las Islas Británicas respondieron a las continuas presiones tectónicas favoreciendo la aparición de grandes fracturas que dividieron Escocia en cuatro grandes bloques: Higlands (Tierras Altas del Norte), Grampians, Lowlands (Tierras Bajas del Centro) y Uplands (Altiplanicies del Sur).

LAS TIERRAS ALTAS, NATURALEZA EN ESTADO PURO
Durante siglos, las Tierras Altas se distinguieron de las Bajas por tener una lengua, unas costumbres y una indumentaria diferentes. La historia de un pueblo, el celta, que ha quedado reflejada para siempre en el paisaje escocés gracias a la conservación de restos de asentamientos gaélicos.

Una tierra de mitos y leyendas en la que podrán disfrutar de un paisaje que sólo puede ser descrito como impresionante. El Ben Nevis, pico más alto del Reino Unido, el Lago Ness, no sólo famoso por su increíble belleza sino por albergar en sus frías aguas (o no) a una gigantesca criatura marina que llevaría cientos de años dejándose ver, de vez en cuando, por turistas y curiosos de toda índole. En las Tierras Altas noroccidentales se encuentran las cascadas más altas, las Eas Coul Aulin, al este de Kylesku, y Clo Mor, al oeste de Durness, los acantilados más grandes de Gran Bretaña. En definitiva, un paisaje que invita a realizar todo tipo de actividades al aire libre, ya sea jugar al golf o hacer senderismo de alto nivel por las encumbradas rutas de las montañas del Torridon.

Durante los meses de verano se puede disfrutar a lo largo y ancho del país de los Highland Games, tradicionalmente juegos de guerra en los que los clanes elegían a sus mejores guerreros. Fue ya en el siglo XI cuando los juegos empezaron a concebirse como un evento deportivo. En el siglo XVIII, con la invasión de los ingleses, llegó la prohibición de parte de las tradiciones escocesas y no fue hasta principios del siglo XIX cuando los juegos volvieron a celebrarse de nuevo.

Entre los juegos que se disputan destacan las pruebas de velocidad, fuerza y destreza, el "sogatira", el "tira y afloja"... juegos que incluyen hoy en día pruebas más modernas como, por ejemplo, pruebas de bicicleta. La mayoría de las competiciones incluye concursos de gaiteros y actuaciones de grupos escoceses, bailes tradicionales y sitios en los que poder disfrutar de una buena comida escocesa o beber un trago del mejor whisky del mundo.

"La historia de un pueblo, el celta, que ha quedado reflejada para siempre en el paisaje escocés gracias a la conservación de restos de asentamientos gaélicos"

Uno de los momentos más importantes tiene lugar el día 4 de septiembre con la celebración del Braemar Gathering, la más importante reunión de clanes. Los Highland Games, una de las más antiguas tradiciones del pueblo celta a la que, hoy en día, cualquier turista puede asistir a precios populares.

ABERDEEN Y LOS MONTES GRAMPIANOS, LA TIERRA DEL WHISKY Y LOS CASTILLOS
Mirando al Mar del Norte y a Escandinavia se encuentra Aberdeen, la tercera ciudad más grande de Escocia. Ciudad marítima por excelencia, Aberdeen hace también gala de poseer ese ambiente característico de un centro eminentemente turístico. Así lo demuestra la amplia oferta de ocio, diurno y nocturno, de la ciudad de las rosas, flor por la que Aberdeen siente especial predilección.

"Nos encontramos en la tierra de los castillos y en la del auténtico whisky de malta en su maduración se produce una evaporación natural que los escoceses denominan 'la parte para los ángeles' "

Dejamos Aberdeen para adentrarnos ahora en el Castle Trail, una ruta señalizada que nos llevará a conocer la riqueza arquitectónica de Escocia, sus fortalezas medievales, como el castillo de Kildrummy o el eduardiano castillo de Fyvie. Algunos castillos de la ruta, como el de Crathes, cerca de Aberdeen, son famosos también por sus parques y jardines.

Nos encontramos en la tierra de los castillos y en la del auténtico whisky de malta. En cualquier destilería de whisky de la zona se pueden ver los barriles de whisky en proceso de maduración, período que dura, al menos, cinco años y durante el cual se produce una evaporación natural que hace que se pierda cierta cantidad de whisky, pérdida que los escoceses denominan "la parte para los ángeles".

EDIMBURGO, CAPITAL EUROPEA DE LA ELEGANCIA
La antigua función estratégica de la capital de Escocia, Edimburgo, queda patente en los muros del castillo, construido sobre una colina volcánica, que aún conserva elementos del siglo XIV. Sobre esta colina se extiende la ciudad antigua, que va hasta el Palacio Real de Holyrood (siglo XVII) pasando por la Iglesia de San Giles, construida entre los siglos XIV y XV, y las altas y estrechas construcciones de piedra que si antaño eran habitadas por la aristocracia, hoy en día, ya bastante degradadas, albergan a las clases más desfavorecidas.

Al Norte del castillo se alza la ciudad nueva, una auténtica joya del elegante urbanismo municipal georgiano de los siglos XVIII y XIX. Al Norte de ésta se encuentra el Puerto de Leith, que no fue anexionado a Edimburgo hasta 1920. Quizás la primera impresión que se lleve si viaja a la capital escocesa sea la de estar contemplando un paisaje urbano espectacular. Pero, si pasea por la Royal Mile y todas las callejuelas que conforman el núcleo del casco antiguo de la ciudad (Old Town), descubrirá la verdadera esencia de esta mágica ciudad.

EL KILT
El kilt es, sin lugar a dudas, la prenda más típica de Escocia. Se trata de una falda de diseño tartán (a cuadros) que tiene una peculiaridad: no la visten las mujeres sino los hombres. En la actualidad el kilt sólo se utiliza en grandes ocasiones como convenciones, bodas, etc. y su color varía en función del clan al que pertenezca la persona que lo lleva.

En Edimburgo encontrará toda una variedad de lugares de interés histórico y cultural, desde las pinacotecas nacionales de Escocia hasta en cementerio Old Calton Burial Ground, al este de Princes Street, donde se encuentra la primera estatua de Abraham Lincoln erigida fuera de los Estados Unidos.

GLASGOW, CIUDAD VICTORIANA POR EXCELENCIA
Las grandes fortunas obtenidas por comerciantes y negociantes durante el siglo XIII hicieron de Glasgow una exuberante ciudad que vistieron al más puro estilo victoriano, un tipo de arquitectura que se convirtió en seña de identidad de la ciudad más grande de Escocia.

The Lighthouse, centro escocés de la arquitectura, el diseño y la ciudad, estudia estos aspectos centrando su atención en Charles Rennie Mackintosh, arquitecto nacido en Glasgow que logró combinar lo novedoso, lo moderno, con el gusto por lo tradicional en todas y cada un de sus obras. La obra maestra de Makintosh es, sin duda, la Escuela de Bellas Artes de Glasgow, centro académico que todavía en la actualidad funciona como tal y en el que, además, se exponen obras decorativas, mobiliario y documentos originales de la época. El emblemático edificio, en el que se aprecian influencias japonesas, ofrece la posibilidad de ser visitado con guía en los meses de verano.

No obstante, en medio de este fabuloso entorno arquitectónico, Glasgow nos sorprende con ser la dueña, también, de las mejores calles comerciales del Reino Unido, sólo superada por Londres. Si quiere conocer la ciudad haciendo "turismo comercial", le invitamos a recorrer los distintos centros comerciales, como las Buchanan Galleries, Princes Square y las zonas peatonales de Sauchiehall Street y Buchanan Street. Glasgow pone a su disposición, también, una extensa oferta hostelera (pubs, bares, cafeterías y restaurantes) en la que podrá comprobar de primera mano el carácter hospitalario de los habitantes de esta atractiva ciudad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia