Gracias por su visita.

13 de mayo de 2011

CURSO PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA




Los valores son principios directivos, flechas indicando hacia un lugar determinado. Conocer tus valores te permitirá ganar enfoque y claridad, una claridad que te ayudará a tomar decisiones consistentes y congruentes en el tiempo. Descubrir tus valores te permitirá mejorar tus resultados en aquellas áreas que son más importantes para ti.

Los valores establecen prioridades sobre cómo emplear tu tiempo

LISTA DE VALORES:

Abundancia

Deferencia

Habilidad

Precisión

Accesibilidad

Dependencia

Heroísmo

Preparación

Aceptación

Desapego

Higiene

Presencia

Afecto

Desarrollo

Honestidad

Privacidad

Agilidad

Descanso

Honor

Proactividad

Agradecimiento

Descubrimiento

Hospitalidad

Productividad

Agresividad

Deseo

Humildad

Profesionalismo

Agudeza

Destreza

Humor

Profundidad

Alegría

Determinación

Igualdad

Progreso

Altruismo

Devoción

Imaginación

Prosperidad

Ambición

Dignidad

Impaciencia

Puntualidad

Amistad

Digno de confianza

Impacto

Pureza

Amor

Diligencia

Imparcialidad

Razón

Anticipación

Dinamismo

Independencia

Realismo

Apertura de mente

Dirección

Ingenio

Realización

Apoyo

Disciplina

Ingenuidad

Reconocimiento

Aprendizaje

Discreción

Inquisitividad

Refinamiento

Armonía

Disfrute

Inspiración

Relajación

Asertividad

Disponibilidad

Integridad

Religiosidad

Asombro

Diversidad

Inteligencia

Resiliencia

Audacia

Diversión

Intimidad

Resistencia

Austeridad

Dominio

Introversión

Resolución

Autenticidad

Educación

Intuición

Respeto

Autocontrol

Efectividad

Invisibilidad

Responsabilidad

Aventura

Eficiencia

Juego

Rigor

Belleza

Elegancia

Justicia

Riqueza

Benevolencia

Empatía

Juventud

Romance

Bienestar

Empatía

Lealtad

Sabiduría

Bondad

Empuje

Liberación

Sabiduría

Calma

Encanto

Libertad

Sagacidad

Camaradería

Energía

Liderazgo

Salud

Candor

Entrega

Limpieza

Santidad

Caridad

Entretenimiento

Lógica

Satisfacción

Castidad

Entusiasmo

Longevidad

Seguridad

Cercanía

Equilibrio

Lucidez

Sencillez

Certeza

Esperanza

Madurez

Sensibilidad

Claridad

Espíritu

Majestuosidad

Sensualidad

Colaboración

Espiritualidad

Marcarladiferencia

Serenidad

Compañerismo

Espontaneidad

Meticulosidad

Servicio

Compasión

Estabilidad

Misterio

Silencio

Comprensión

Estética

Moda

Simplicidad

Compromiso

Exactitud

Modestia

Sinceridad

Comunicación

Excelencia

Motivación

Sinergia

Comunidad

Éxito

Naturaleza

Solidaridad

Concentración

Experiencia

Nervio

Sorpresa

Conexión

Exploración

Nobleza

Suavidad

Confianza

Expresividad

Obediencia

Supremacía

Conformidad

Extravagancia

Observación

Talento

Confort

Extroversión

Optimismo

Temperamento

Congruencia

Exuberancia

Orden

Ternura

Conocimiento

Fama

Organización

Tolerancia

Consciencia

Familia

Originalidad

Trabajo

Constancia

Fascinación

Paciencia

Trabajoengrupo

Contribución

Fe

Participación

Tradición

Convicción

Felicidad

Pasión

Tradicionalismo

Cooperación

Ferocidad

Paz interior

Tranquilidad

Coraje

Fervor

Pereza

Transparencia

Cordialidad

Fidelidad

Perfección

Trascendencia

Corrección

Filantropía

Perseverancia

Unicidad

Cortesía

Firmeza

Persistencia

Unión

Creatividad

Flexibilidad

Persuasión

Utilidad

Crecimiento

Fortaleza

Pertenencia

Valentía

Credibilidad

Franqueza

Piedad

Valor

Cuidado

Frugalidad

Placer

Variedad

Cultivo

Fuerza

Poder

Velocidad

Cumplimiento

Galantería

Popularidad

Victoria

Curiosidad

Generosidad

Potencia

Vigor

Deber

Gentileza

Practicidad

Virtud

Decisión

Gracia

Pragmatismo

Visión

Decoro

Gratitud

Precisión

Vitalidad



1.- Revisa la lista de valores y si observas que falta algún valor que a ti te parezca importante,  añádelo y después tacha de la lista aquellos valores con los que no te sientes identificado.

Ahora escoge uno, el más importante para tenerlo durante toda tu vida.
¿Con cuál te quedarías?

2.- Ahora repite el ejercicio hasta que tengas 10 valores. (Asígnales un numero y ordénalos de acuerdo a la importancia que le das)

Estos valores serán “tus valores fundamentales”.

Para comprobar que esos son tus valores piensa en tres situaciones en las que fuiste feliz y otras tres en las que no lo fuiste porque estabas triste o enojado.

Esas situaciones tienen que ver con los valores que has escogido. Si no es así revisa de nuevo la lista de valores para poder escoger tus 10 valores principales que reflejan lo que tu eres.

Especifica bien qué significa cada valor para ti y relaciónalo con otro valor de la lista.

¿Podrías vivir sin alguno de esos valores?

¿Hay algo en tu vida verdaderamente importante que hayas olvidado decir?
¿Son algunos de tus valores símbolos de otros?
Ejemplo, Si “Quieres ser rico para poder viajar”, entonces tu valor son los viajes y no la riqueza. Si “Aspiras a la fama para ser admirado”, entonces tu valor puede que no sea la fama sino el éxito, la autoestima o la amistad.
Examina cada valor y comprueba que es lo que persigues realmente. Dedica el tiempo necesario para revisar tu mapa hasta que te parezca correcto.

3.- Cuando ya tengas tus 10 valores definidos guarda la lista en un lugar especial para tenerla bien presente y estarla revisando periódicamente.

Para establecer una clasificación, debemos comparar cada valor con respecto a los demás. Supongamos que queremos establecer una jerarquía entre la siguiente lista de cuatro valores:

Responsabilidad
Honestidad
Puntualidad
Flexibilidad

La pregunta a la que deberemos contestar para detectar nuestra prioridad es:
¿Para sentirme realmente feliz y satisfecho, ¿necesito más la Responsabilidad que la Honestidad?

4.- Cualquier cosa que hagas en tu vida, cualquier persona con la que contactes tiene que estar en consonancia con esos valores para que tu sientas felicidad en tu vida.

Si tu trabajo no está de acuerdo con esos valores tal vez debas plantearte un cambio de trabajo. Si tus amistades no están en consonancia con esos valores tal vez debas cambiar de amistades. Si tus aficiones no están en consonancia con esos valores encuentra otras que si lo estén para sentirte plena.

Revisa si tu vida hace honor a esos valores. Si has elegido por ejemplo “educación” ¿te rodeas de gente que te trata educadamente? ¿tratas a los demás con educación? Si has elegido “paz interior” ¿te sientes en paz cuando estás en ese trabajo, con ese amigo...? ¿te sientes en paz contigo mismo?

5.- Revisa la lista de valores cada cierto tiempo, verás que a medida que evolucionas tus valores pueden ir cambiando.

Cada vez que tus valores primordiales cambian, es posible que tengas que hacer cambios en tu vida para realinear las diferentes partes de la misma y establecer un nuevo estado de armonía de acuerdo a los nuevos valores.

Si el éxito es tu valor principal, entonces es importante para ti experimentarlo en abundancia. El éxito puede significar para ti una buena carrera profesional, ingresos elevados, una relación satisfactoria y un cuerpo sano. Pregúntate qué partes de tu vida están desalineadas con tus valores principales y considera cómo podrías alinearlas completamente. De esa alineación obtendrás una mayor congruencia en tus pensamientos, tus palabras y tus acciones.


6.- Si quiere ir mejorando tu autoestima, escoge un valor que quisieras tener en tu lista y comienza a trabajarlo diariamente haciendo cosas que te lleven a interiorizar ese valor.

Conocer los propios valores es algo importante. Recuerda que para ser feliz siempre tienes que estar de acuerdo con tus propios valores. Son una guía para vivir la propia vida.

Cada vez que vivimos un día, ese día se ha ido para siempre. Si empleamos ese día haciendo acciones que nos dan resultados distintos a los esperados, esa pérdida es permanente y sólo quedan las lecciones aprendidas.

Podremos ganar más dinero, podremos mejorar nuestros cuerpos, podremos arreglar relaciones medio rotas, pero no podremos volver a vivir el pasado.
Si todos tuviéramos un tiempo ilimitado, quizá los valores serían irrelevantes.

Pero aquí, en la tierra, somos seres mortales con una expectativa de vida limitada, así que es lógico invertir nuestro tiempo de la mejor manera posible.

Eres libre de decidir que significa “lo mejor” para ti.

Los seres humanos tendemos a ser bastante inconsistentes en la manera en que empleamos nuestro tiempo y nuestra energía. La mayoría de nosotros nos distraemos fácilmente. No es difícil caer en la trampa de vivir con prioridades diferentes cada día. Un día te ejercitas, al día siguiente te dejas estar.

La pregunta no es si la vida tiene un sentido o no, sino si quieres darle un sentido a tu vida. La elección es sólo tuya.

Y Recuerda: “Haz a los demás lo que quieras que te hagan a ti”  — Jesucristo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia