13 de diciembre de 2010

CONFÍE EN SU EQUIPO



Delegue. Así inspirará a los empleados y gozará de más tiempo para disfrutar de su trabajo y aprovechar nuevas oportunidades.

1. Haga las tareas fundamentales en sus momentos de mayor energía: esto le permitirá aumentar su productividad. Deje las tareas más rutinarias, como revisar su correo electrónico o devolver llamadas telefónicas, para los momentos en los que es menos productivo.

2. Jerarquice y defina los pasos: lleve consigo un cuaderno y anote los pasos que debe dar para llevar a cabo ciertas tareas. Cada vez que termine una tarea que le parezca que otro podría estar haciendo, anote los pasos asociados a la misma. De este modo podrá delegar dicha tarea.

3. Haga una prueba: escoja una tarea importante y asígnesela a un empleado. Luego, determine qué tan cómodo se siente al delegarle ciertas tareas a otros.

4. Asegúrese de contratar personas que se parezcan a usted: enséñeles el cuaderno con los pasos a dar por cada tarea. Luego pregúnteles cómo mejorarían el proceso. Esto le permitirá saber cómo piensan y trabajan. Si no le gusta la respuesta, es muy probable que este no sea el candidato.

5. Permita que la gente tome la iniciativa: asegúrese de que todo el mundo sepa cuáles son los objetivos y cuál debería ser el papel de cada persona para lograrlos. Cada persona debe hacer un plan para llevar a cabo sus tareas. Comparta secretos, consejos, estrategias, pero deje que trabajen independientemente.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia