Gracias por su visita.

13 de abril de 2009

OASIS 3


El éxito no se debe a la suerte sino a la pasión, a un firme compromiso y a la constancia.

"Yo escribía de forma casi continua desde los 6 años" dice la autora de Harry Potter.

Aguantó hambre, estaba separada de su esposo y criando un bebé mientras escribió el primer libro.

Nueve editoriales rechazaron esa mina de oro y un especialista en literatura juvenil advirtió a una editorial:

"El libro es aburrido, demasiado largo, de estilo anticuado, no interesante para el niño actual".

En Gran Bretaña, su tierra, sólo se publicaron 500 ejemplares sin publicidad alguna.

Incluso la autora no firmó con su nombre. Utilizó la J de Joanne, como se llama, y la K en honor a su abuela Kathleen.

¿La razón? Le dijeron que los niños no se sentirían atraídos por la historia de un mago escrita por una mujer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios