31 de marzo de 2009

OASIS 2


Este es un día de gracia si caes en cuenta de que una vida fácil pocas veces es una vida feliz.
Es algo que a los jóvenes les cuesta mucho entender y se evitan muchos dolores cuando lo ven claro.
Ojalá descubran que en un mundo seducido por lo material, un ser sin valores es proclive a vender el alma.
Y esa venta del alma, popularizada por Goethe en su obra El Fausto, es más común de lo que se cree.
Un joven sin espiritualidad y pobre en valores está en un estado de indefensión y a merced de muchas tentaciones.
De hecho, el auge del narcotráfico se debe en buena medida al hechizo de lo fácil sobre tantas personas.
La vida, por las buenas o por las malas, nos enseña que felicidad y facilidad no son lo mismo.
Por eso, este es un día radiante si aceptas que el sendero de la verdad es exigente y estrecho.
Gonzalo Gallo G.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia