27 de marzo de 2009

CREER Y SER PACIENTES



Cree firmemente que algo es posible y tu mente subconsciente hará todo lo necesario para que así sea.
Tu vida depende de tu sistema de creencias ya que ellas te empoderan o te limitan.
Las creencias condicionan tus experiencias y crean tu destino iluminado o sombrío.
De tus creencias dependen las metas que alcanzas y cuán exitoso o fracasado eres.
Cuando crees que algo es imposible ya estás derrotado y frenado por creencias que te quitan vuelo.
Los campeones se ven triunfando, se automotivan y, en caso de fallar, no se culpan y persisten.
Por eso es importante que seas consciente de tu sistema de creencias y de cómo determina tu forma de ver y vivir la vida.
Piensa que puedes y casi siempre podrás, cree que lograrás tus metas, sé paciente y casi siempre así será.
Decía Plutarco en la antigüedad: "La paciencia tiene mucho más poder que la fuerza".
Aprende a esperar, porque todo en la vida sucede a su debido tiempo, cuando es, ni antes ni después.
Ser paciente es estar en el ahora, controlarse y conservar la calma en medio de las contrariedades.
Es una virtud de oro que evita conflictos estériles, te aleja del desespero y te llena de paz.
La paciencia te mantiene activo, pero sereno, y no hay que confundirla con la resignación o la indiferencia.
Pacientes fueron los grandes navegantes, los exploradores y la mayoría de los inventores. Pacientes son el buen pescador, el campesino y el artista que le dedica años a una obra maestra. La paciencia te permite actuar con calma y te aleja de soluciones facilistas e inmediatistas que suelen ser funestas.
Por eso, un líder tan destacado como Martin Luther King era tan paciente y perseverante.
No echaba marcha atrás ante las peores vicisitudes e invitaba a sus seguidores a perseverar en la conquista de su sueño.Como todo buen líder, Luther King tenía sus vacíos y sus periodos de desfallecimiento.
Sin embargo, perseveraba animoso y alguna vez afirmó que no había renunciado a su sueño gracias a la fe en Dios, en sí mismo y en la humanidad. "Cuento con aliados cósmicos", dijo en otra ocasión, refiriéndose a los ángeles.
Mientras otros caudillos negros atizaban la hoguera del odio, él invitaba a la tolerancia y el perdón.
Hoy, cuando el mundo ve a un presidente negro en la Casa Blanca, tienen más valor el mensaje y el testimonio de vida de Luther, y nos deben mover a dar lo mejor.
Acepta que tu mente está condicionada por un sistema de creencias.
Según la ley de atracción llamas a tu vida lo que crees y lo que piensas.
Si tus creencias son negativas, a tu vida llegará lo oscuro, porque eso es lo que atraes. Si tus creencias son de amor y servicio, tu mente se llenará de luz y de paz.
Limpia tu mente a cada instante de todo lo que la contamina: desconfianza, miedo, odio, culpa y orgullo.
Confía y sé paciente y crearás una realidad radiante.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia