23 de julio de 2008

COMPROMISO CON LA TIERRA


Cada cinco segundos desaparece un área de bosque del tamaño de un estadio de fútbol. ¡Qué horror! Esto significa que cuando nuestros nietos sean adultos tal vez no haya bosques sobre la tierra, y sólo los conozcan en fotos o en videos. Tenemos que amar y cuidar este planeta en lugar de convertirlo en un árido desierto, sin aire, sin agua y sin verdor. Y uno de los caminos para practicar la Ecología es ahorrar agua, no contaminar el aire y sembrar árboles.
Pero hay algo todavía más urgente: debemos acabar con el consumismo desaforado que nos convierte en compradores compulsivos. No nos dejemos manipular por una publicidad que multiplica las "necesidades innecesarias", como denunciaba Bernard Shaw. Aunque no sea fácil, tenemos que aprender a decir "eso no lo necesito", y dejar de ser esclavos de la moda y las marcas. Asumamos algún compromiso para que la Ecología no se quede en palabras. La Ecología no es una afición, es un desafío antes de que sea demasiado tarde.
Aprendamos de nuestros ancestros indígenas a querer y cuidar a la Tierra, a la que ellos denominan Pacha Mama. Ellos la consideran como una madre que multiplica la vida de todos, como una anciana que ampara a sus hijos, y como una joven virgen que se renueva constantemente. Veámosla, igualmente, como a una preciada hija a la que debemos proteger, cuidar y embellecer.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia