3 de diciembre de 2007

CURUIOSDADES 3


La tierra viaja a una velocidad de 66,641 millas por hora alrededor de nuestro Sol.

Cuando una persona llega a los 70 años de edad, su corazón habrá latido al menos unas 2,800 millones de veces.

Durante toda la vida, una persona come alrededor de 60,000 libras de comida, que es equivalente al peso de 6 elefantes.

El esqueleto humano sigue creciendo hasta a los 35 años de edad aproximadamente, después comienza a encogerse.

Tenemos alrededor de 100,000 cabellos en nuestra cabeza.

La piel de los pies y de las manos se arrugan al estar mucho tiempo en el agua porque se se expande. Las capas gruesas y endurecidas de piel se hinchan cuando el agua es retenida.

El frenillo que va debajo de la lengua sirve para que uno no se la trague y se ahogue con ella.

El 70 por ciento del cuerpo humano está compuesto por agua.

Las orejas humanas crecen durante toda la vida, aunque lo hacen muy lentamente.

Entre los mamíferos, en todas las especies la hembra vive más que el macho.

Todos los mamíferos que comen carne tienen al menos cuatro dedos en cada pie.

Los osos polares pueden oler a una distancia de 20 millas y pueden correr hasta 25 millas por hora.

Hasta un 40 por ciento de las mordidas por víboras de cascabel son "mordidas secas" que no contienen o casi no contienen veneno.

A excepción de ciertas especies de primates que pelean por su territorio, otra especie en la Tierra que hace guerra (aparte obviamente de los humanos) son las hormigas. Y no solo hacen guerra sino que también capturan a soldados que no matan y los convierten en trabajadores esclavos.

El pez vela (Istiophorus platypterus) es sin duda el pez más rápido que surca los mares pudiendo alcanzar en distancias cortas la velocidad de 110 Km/h.

¿Sabías que El Cocodrilo del Nilo en su hábitat natural puede alcanzar hasta 7 metros? En algunas pirámides se llegaron incluso a encontrar ejemplares momificados del tamaño de 9 metros.

Un hipopótamo corre mas rápido que un hombre, Puede alcanzar los 40 Kilómetros por hora.

Uno de los insectos mas fuertes es el escarabajo Atlas. Puede levantar mas de 800 veces su peso corporal, equivalente a un hombre levantando un tanque.

SANDWICH: John Montagu (1718-1792) cuarto conde de Sandwich (Inglaterra) era un jugador empedernido y pasaba muchas horas delante de la mesa de juego. Un día a la hora de la comida estaba tan metido en el juego que le pidió a su sirviente le trajera "cualquier cosa para comer ahí mismo". Al rato, el criado se presentó con una bandeja de alimentos. El conde, sin abandonar su puesto, cortó unas rodajas de "roast beef", las colocó entre rebanadas de pan, y comió el emparedado sin interrumpir el juego. Tan orgulloso se sentía lord Sandwich de su creación que no dudó en mencionarla en su testamento, como el mejor legado que dejaba a su país.

S O S: En 1912 (tres meses después del hundimiento del Titanic), las letras "SOS" fueron instituidas como la llamada internacional de auxilio. La Organización Marítima Internacional precisó que las letras no son abreviatura de la frase "Save Our Souls" (Salvad nuestras almas) ni tienen otro significado especial. Los "tres puntos-tres rayas-tres puntos" (• • • - - - • • •) "son fáciles de recordar y de transmitir en código Morse en el cual S=". . ." y O="- - -".

George Washington, ex-presidente de los Estados Unidos, tenía marihuana en el patio trasero de su casa.

Dicen que Samuel Morse inventó el telégrafo en 1844, sin embargo, solo inventó la clave Morse, pero el telégrafo fué inventado en 1831 por un profesor de la Universidad de Princeton, llamado Joseph Henry, quien nunca se preocupó por patentarlo. El telégrafo de Morse estaba basado en el diseño de Henry. Morse no solo robó la idea de los papeles de Henry, sino que cuando se trabó en el proyecto, le llamó a Henry para que lo ayudara y asistiera. Aun asi, cuando Morse se hizo inmensamente famoso y rico, se rehusó a darle siquiera el menor crédito al inventor original.

El mejor espía del mundo medía 58 centímetros. Uno de los mejores espías del mundo era de origen francés y se llamaba Richebourg. Su secreto residía en su altura, unos escasos 58 centímetros que le valían para disfrazarse de bebé y así cruzar las líneas enemigas en brazos de una colaboradora en la época de la Revolución Francesa.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia